Afirma Mara que le heredaron añejo problema de basura y no le temblará la mano para resolverlo; ha recibido amenazas

La Presidente Municipal afirma que ha recibido hasta amenazas hacia ella y su familia

CANCÚN.- Mara Lezama, Presidente Municipal de Benito Juárez, señaló que le heredaron un viejo problema de la basura en Cancún y que no le temblará la mano para resolverlo; además, asegura que ha recibido hasta amenazas por este tema.

“Desde hace décadas nuestro municipio padece de un problema de recolección de basura, que no se había enfrentado”, expresó en un mensaje emitido este miércoles.

“Por muchos años, los benitojuareces heredamos un servicio históricamente ineficiente de recolección de basura”, agregó.

Dijo que era muy común recorrer las calles y ver montañas de basura, lo que se convertía en un foco de infección para las familias.

Pidió a los cancunenses hacer un poco de memoria, pues desde hace muchos años se ha hablado de incumplimientos de contratos, actos de corrupción, acuerdos leoninos, adeudos, paros y hasta despido de trabajadores.

Dijo que lo más lamentable de todo esto es que los cancunenses permanecían expuestos y tenían que convivir prácticamente con la basura.

Dijo que ante esto fue necesario tomar una contundente decisión y solucionar el problema de raíz.

“Escuché voces, unas me vertían, difamaban, juzgaban, metían e incluso recibí amenazas personales en mi contra y en contra de mi familia”.

“Pensaron que por ser mujer me intimidarían y soy humana, pensé por un momento que podía pasarme, pero estoy encabezando esta administración para ustedes que creyeron en mi”.

En el mensaje continuó diciendo que hubo un estatus jurídico de incumplimiento de contrato porque la concesionaria a cargo en ese momento en la recolección de basura, derivó en una emergencia sanitaria.

Debido a ellos fue que determinaron la intervención total temporal de la empresa recolectora de basura el pasado 17 de diciembre y por ello Siresol contrató una empresa que tuviera la capacidad de brindar el servicio.

Enfatizó que se tomó esta decisión porque las necesidades del municipio son muy claras toda vez que diariamente se producen más de mil 400 toneladas de residuos y no se puede estar sin el servicio de recolección.

Finalizó diciendo que “queremos un Cancún limpio, libre de corrupción, desterrar viejas prácticas y poner los servicios de Cancún y sus finanzas en orden para recibir lo que merecemos, un Cancún digno para las y los cancunenses”.

“Que quede claro, no nos tiembla la mano y para grandes problemas, grandes decisiones”.

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer Más